Como os decíamos, Android nos permite actualizar la versión del sistema operativo sin necesidad de cables ni ordenador de forma automática. Eso sí, si la actualización tarda en llegar a tu móvil y estás impaciente por actualizarlo a la última versión, os dejamos un breve manual para hacerlo vosotros mismos.

Bien, lo único que necesitamos es un ordenador (nosotros lo hemos hecho en Mac OS X pero sería igual en cualquier plataforma), una tarjeta de memoria en el Androide y el cable USB.

Lo segundo es bajarse la imagen del firmware de Internet, en esta dirección: http://android-dls.com/wiki/index.php?title=OTA_Updates. Tienes una lista con todas las actualizaciones. Bájate la versión que quieras actualizar. La última a día de hoy es la 1.1 RC33.

Estos son los pasos que tienes que seguir ahora:

  1. Bajamos el archivo, y le cambiamos el nombre a "update.zip"
  2. Conectar el Android por USB. Nos aparecerá una notificación en el móvil para montar la tarjeta SD. Pulsamos en Mount.
  3. Ahora nos aparecerá una nueva unidad de almacenamiento en el ordenador (la tarjeta USB).
  4. Copiar el archivo update.zip en la tarjeta en el directorio raíz. Es importante NO copiarlo dentro de ninguna carpeta.
  5. Desmontar la tarjeta desde el ordenador, desconectar el cable y apagar el teléfono móvil

Ahora viene el proceso de actualización:

  1. Encender el móvil pulsando la tecla Home y la tecla Power a la vez. Es decir, la tecla de la casita y la de encender / apagar.
  2. Pulsar las teclas ALT+L a la vez
  3. Pulsar las teclas ALT+S a la vez. Android comenzará a actualizarse.
  4. Cuando termine (nos dará una confirmación), pulsar las teclas Home y Back (la flechita de volver) a la vez para reiniciar.
  5. El móvil se reiniciará. Tardará unos minutos en encenderse completamente. No hagas nada.

Ahora debería estar actualizado correctamente. Puedes asegurarte accediendo a Menu - Settings - About phone  y podrás verificar la versión del kernel, baseband, firmware y la build actual.

Notas: asegurate de tener cargada la batería para evitar cortes en el proceso. Este proceso está específicamente diseñado para actualizar la versión de Android, por lo que no debería conllevar muchos riesgos.