VoLTE, la evolución de las llamadas de voz

Hasta ahora sólo podíamos realizar llamadas de voz desde el teléfono móvil en redes GSM (2G) o UMTS (3G) mientras que** las redes LTE estaban reservadas exclusivamente para la transferencia de datos**. Sin embargo, con la llegada del nuevo protocolo VoLTE todo va a cambiar a mejor. Claro, si aun queda alguien que hable por el móvil.

Hasta el momento las redes 4G tienen un gran hándicap al realizar llamadas de voz. De hecho, al no soportar llamadas de voz, siempre que recibamos o hagamos una llamada el móvil tiene que desconectarse de la red 4G y pasar a modo 3G ó 2G. VoLTE no sólo soluciona el cambio entre redes, sino que trae algunas otras novedades y mejoras:

  • Conexión más rápida: VoLTE es capaz de establecer una llamada hasta 20 veces más rápido que el 3G.
  • Calidad de sonido: con calidad HD, menor ruido y un rango de sonido entre 100Hz-7KHz, frente a los 300Hz-3,4KHz actuales.
  • Soporte de video llamada: no sólo permite llamadas de vídeo, también el cambio de voz a vídeo durante una llamada.

No sólo se trata de mejoras sustanciales en cuanto a la tecnología empleada. Dejar de depender de tecnologías antiguas como el 2G será posible con VoLTE. Sin embargo, una tecnología de estas características debe ser un estándar mundial dónde tanto operadoras y fabricantes han de ir implementando la tecnología en sus redes y terminales. Y ya sabemos que ésto implica tiempo y mucha, mucha inversión.

VoLTE en la actualidad

Actualmente pocos son los países que ya tienen operadores probando VoLTE. Países como Singapur, Hong Kong, Corea del Sur, Alemania o EEUU están empezando a ofrecerlo. En el caso de España, Vodafone ya está empezando a probar la tecnología en Madrid, Barcelona y Valencia.

En cuanto a terminales compatibles, ya lo soportan algunos como el Samsung Galaxy S5 (en su versión LTE-A) o el LG G2. El nuevo iPhone 6 también lo soporta lo que ayudará a impulsar la implantación de redes compatibles.

Diferencias con voz sobre IP

Teniendo en cuenta que el LTE se desarrolló con la transferencia de datos en mente, cabría preguntarse en qué se diferencia VoLTE de VoIP. De hecho las llamadas sobre IP es una tecnología que se encuentra entre nosotros muchos años. Sin entrar en muchos detalles, básicamente la diferencia radica en que VoLTE es gestionado por el operador y no por una aplicación.

Así pues, un móvil compatible con VoLTE seguirá teniendo un número de línea asociado y será completamente transparente para el usuario como hasta ahora, siendo una característica del teléfono móvil. En cambio, la VoIP sólo necesita una conexión a Internet y una aplicación de un tercero como Skype.

En cualquier caso, aun faltan unos años para que esta tecnología esté completamente implantada y si bien no supone grandes novedades para la mayoría de usuarios puesto que las llamadas de voz actuales tienen una calidad más que aceptable, VoLTE ha llegado para quedarse y revolucionar la voz, eclipsada en los últimos años por las conexiones de datos cada vez más rápidas como el LTE o el LTE Advanced.