Así era el primer iPhone

El primer iPhone fue presentado por Steve Jobs el 9 de Enero del año 2007, el teléfono que revolucionó el sector de la telefonía móvil para siempre. De hecho, Apple lo anunciaba así en su keynote. Apple reinventa el teléfono, Apple reinvents the phone with iPhone. ¡Y vaya si lo reinventó! El terminal se denominó simplemente como iPhone. Tras la salida de la segunda versión, – el iPhone 3G –, se le pasó a conocer como iPhone 2G, iPhone original, o iPhone clásico, o simplemente, el primer iPhone de la historia.

El iPhone fue un terminal rompedor para la época. No tenía teclado y sólo unos cuantos botones. El de encendido, el botón home y los controles de volumen. Todo lo demás quedaba relegado a su enorme pantalla. Y es que si ahora nos parece una pantalla pequeña (era de solo 3,5 pulgadas), la verdad es que era enorme comparada con los teléfonos móviles de la época.

iPhone 2G original 2007. Vistas de perfil, frontal y posterior

Si echamos la vista atrás el iPhone era totalmente rompedor. La mayoría de móviles del mercado eran de tipo T9 con doce teclas con alguna más para acceder al menú, retroceder y algún que otro acceso directo. Los smartphones más avanzados tenían teclado QWERTY, que servían para teclear más rápido pero sin conseguir nada extraordinario. La mensajería instantánea en el móvil apenas existía. Cómo no, también existían modelos con pantalla táctil, pero eran poco intuitivos o funcionales.

Apple supo redefinir por completo la forma con la que interactuamos con la interfaz del móvil. Hasta tal punto que estaba años por delante de la competencia. El iPhone sentó las bases del concepto que tenemos actualmente de teléfono móvil. Concepto que sigue vivo en la actualidad. Y más vivo que nunca.

La verdad es que si cogiesemos hoy un iPhone original, diez años después de su lanzamiento, simplemente nos parecería un cacharro obsoleto. Para empezar, ¡no tenía App Store! La verdad es que en el iPhone 2G no se podían instalar aplicaciones. La App Store no llegó hasta mucho después. Por cierto, no fue la propia Apple la primera en permitir instalar aplicaciones de terceros, sino la comunidad de hackers, que después de hacer jailbreak podías instalar Cydia, la primera "tienda de aplicaciones".

iPhone 2G original 2007. Vista frontal con aplicaciones preinstaladas

Entonces, ¿si el iPhone no tenía App Store, qué cosas podíamos hacer con el terminal? El iPhone de serie venía con varias aplicaciones: SMS, Calendario, Fotos, Cámara, YouTube, Bolsa, Mapas, Tiempo, Reloj, Calculadora, Notas, Ajustes, iTunes, Mail, Safari y iPod. Y sí. Por raro que pueda parecer, también tenía una aplicación llamada Teléfono. La verdad es que el móvil de la manzana no hacía muchas cosas. Pero las que hacía las hacía bien. Como decía Steve Jobs en la presentación del iPhone: "simplemente funciona".

Este fue el primer anuncio de televisión del iPhone, anunciando su llegada en Junio de 2007. Y es que aunque el dispositivo se presentó al público en Enero, no estuvo listo para su comercialización hasta cinco meses después. De hecho, en la keynote se presentaron prototipos que no eran del todo funcionales.

El diseño también era rompedor. Revolucionario. La parte frontal estaba formada por una pantalla táctil. Nada de botones que rompieran la estética. La parte trasera estaba formada por un cuerpo metálico — con el inconfundible logo de Apple con la manzana mordida —, y una banda de plástico de color negro. Aún a día de hoy, 10 años después, sigue siendo un diseño que no pasa de moda. Solo hay que ver el iPhone 7, el último modelo, que sigue conservando la esencia del iPhone clásico: un botón para volver a la pantalla inicial, un botón para apagar la pantalla, control de volumen y un interruptor para activar el vibrador. No necesita nada más. Simple, minimalista y funcional.

El primer iPhone supuso toda una revolución para la web. En aquella época consumir información desde el móvil era una tarea engorrosa, lenta y poco atractiva. Tenías que moverte por la página web con botones. Una tarea muy poco intuitiva. Safari solucionó este problema. Con el dedo era mucho más natural moverte por una página web. Hacer zoom pellizcando la pantalla con dos dedos era algo impensable.

10 años después del primer iPhone es impensable que exista alguien que no tenga smartphone, ya sea de Apple o de cualquier otra marca con Android. Todos están basados en el mismo concepto. Y es que los smartphones actuales han sustituido a decenas de gadgets: calculadoras, linternas, escáners, cámaras de fotos, blocs de notas de papel, agendas, consolas, radios. ¡Hasta las tarjetas de crédito! Para muchas personas, también ha conseguido sustituir a los ordenadores de sobremesa y portátiles.

Estas son las especificaciones técnicas del iPhone de primera generación:

  • Cámara de 2 Megapixels (1600x1200 píxels)
  • Pantalla: 3,5" (320 x 480 píxeles, 163ppp). Multitáctil, capacitiva, 265.000 colores.
  • Batería integrada (no extraíble)
  • Procesador Samsung S5L8900 (412 MHz, procesador ARM 1156)
  • GPU: PowerVR MBX
  • Memoria RAM: 128MB.
  • Almacenamiento interno de 4GB/8GB/16GB, según versión.
  • Conexión GSM/GPRS/EDGE cuatribanda.
  • WiFi
  • Bluetooth 2.0
  • Salida de audio jack
  • Conector de Apple de 30 clavijas a USB

Apple recibió duras críticas durante años por características que en aquel momento se consideraban indispensables. La bateria no era intercambiable, y dado que su autonomía era bastante limitada, para muchos era indispensable. Tampoco tenía ranura de tarjetas SD. Apple nunca dio su brazo a torcer en estos aspectos. En otros aspectos Apple sí cedió. Terminaron añadiendo soporte para mensajes MMS cuando nadie los necesitaba. La deseada y exitosa App Store no llegó hasta julio de 2008, un año después. Hasta ese momento, la única forma de usar aplicaciones de terceros de forma oficial era con versiones web desde Safari. Es decir, no eran aplicaciones nativas.

iPhone 2G original 2007. Keynote Steve Jobs características

Tampoco contaba con conexión a redes 3G, que por aquel entonces contaban con gran popularidad en Europa. Tampoco tenía GPS (pero la aplicación Mapas permitía geolocalización aproximada con la señal de las antenas GSM) ni grabación de vídeo, funcionalidad que no llegaría hasta el iPhone 3GS.

En cualquier caso, el iPhone supuso todo un reto de innovación y talento, y se convirtió en el modelo a seguir (y copiar), por el resto de la industria. Por el camino, cayeron muchos que no supieron adaptarse, como Palm, Blackberry o Nokia.

Gracias Apple. Gracias Steve.

También te puede interesar ver la historia del iPhone, con todos sus modelos o la presentación del iPhone por Steve Jobs en Youtube.