Cómo encontrar la tarifa más barata para el móvil y no morir en el intento

Hace unos años era muy sencillo (y carísimo) decidirnos por un operador y una tarifa para el móvil. Había muy poca competencia, con lo cuál al final todo se reducía a sota, caballo o rey. Por suerte, la competencia ha mejorado mucho durante los últimos años y hablar o navegar por el móvil es muchísimo más barato. Sin embargo, ahora lo difícil es encontrar un operador que nos guste. Mucho más difícil aun encontrar la tarifa más barata.

Alternativas tenemos muchas, desde las operadoras tradicionales como Vodafone, Movistar y Orange, o los nuevos operadores como Yoigo, Simyo, Masmóvil, Amena, República Móvil, Suop, Pepephone, Tuenti Móvil... A más competencia, mejores precios.

Sin embargo, ésto no significa que todas las operadoras estén indicadas para todo tipo de clientes: las hay indicadas para llamadas de voz, otras con buenas tarifas de romaing, internet barato, buena atención al cliente, cobertura, servicios.

Distinguiendo todos los tipos de tarifas

Dentro de un mismo operador podemos elegir entre varios tipos de tarifas.

Voz: Tarificación por minuto

Seamos sinceros, casi no haces llamadas. Sólo llevas el móvil por si acaso, y la mayoría del tiempo que hablas por teléfono son llamadas que recibes. En este caso, contrata un plan de tarificación por minuto. No necesitas pagar todos los meses una cuota mensual.

Voz: Cero céntimos por minuto

Son tarifas ideales para los que hacen pocas llamadas y suelen enrollarse más de la cuenta. No es para menos, sólo tienes que pagar el establecimiento y puedes hablar todo lo que quieras. Estas tarifas de voz suelen venir con bonos de datos y son perfectas para gente que navega bastante por el móvil y hace muy pocas llamadas al mes.

Nótese que las tarifas de cero céntimos por minuto no son gratis. Suelen tener un establecimiento de 0,15€. Aunque 15 céntimos, a priori parece poco dinero, puede llegar a darnos una buena sorpresa en la factura. Imagina que haces 5 llamadas al día. En un mes supone 22,50€, importe superior al que puedes encontrar tarifas infinitas con megas incluidos.

Voz: Bonos de minutos

Estas tarifas son perfectas para gente que habla mucho y además sabe lo que habla, es decir, habla aproximadamente lo mismo todos los meses. Son del tipo 100 minutos incluidos para llamar dónde quieras. No tienen establecimiendo de llamada, por lo que son ideales si además de hablar mucho hacemos muchas llamadas.

Voz: Tarifas planas o infinitas

Sabiamos que algún día, antes o después las tarifas planas llegarían al móvil. Y ese día llegó. Por fin. Permiten hacer, como su nombre bien indica, llamadas ilimitadas a cualquier destino nacional. Ya sabes, si estás todo el día hablando con tu familia, amigos, conocidos y aun así, te falta gente con la que hablar, esta es tu tarifa.

Datos: Bono de megas

Es sin duda la modalidad preferida por la mayoría de tarifas de datos. Los hay de todo tipo de transferencia, desde 100 megas al mes hasta 4 ó 5 gigas al mes. Por tanto, es muy importante cuántos megas necesitamos al mes. Podemos contratar con cierto margen de seguridad, así llegaremos todos los meses a fin de mes, pero ¡no contrates 2Gb si sólo gastas 500 megas!

Dentro de los bonos de megas, los hay de dos tipos. Por un lado, superado el bono baja la velocidad de transferencia sin pagar más. Es uan buena opción si no nos queremos pasar, pero dependiendo para qué usos, puede que practicamente no podamos navegar sin esperar un minuto entero a que cargue una página. Por otro lado, hay otras que una vez superada la transferencia, se nos tarificará por megas. Una opción buena si algún mes nos pasamos un poco pero hay que tener mucho cuidado de no pasarnos mucho para no tener sorpresas.

Encontrar la tarifa que mejor se adapte a nuestras necesidades

La mayoría de nosotros usamos el móvil para navegar. Por tanto, deberiamos buscar primero los bonos de Internet más baratos o que más nos interesen, y luego filtrar estas tarifas con nuestras necesidades de voz. 

Últimamente están teniendo mucho éxito las tarifas configurables: por un lado elegimos cuánto navegamos y por otro cuántos minutos queremos al mes. Es decir, contratamos voz y datos de forma separada teniendo una tarifa completamente personalizada.

Nuestra prioridad es encontrar la tarifa más barata

Existe una opción fantástica si no queremos ir viendo la oferta de todos y cada uno de los operadores: los comparadores de tarifas.

Un comparador de tarifas es una web o una aplicación a la que le decimos cuánto hablamos y cuántos megas consumimos, realizan una simulación y nos muestran una lista de las tarifas más baratas que se ajustan a nuestro consumo. Es la mejor opción para encontrar la tarifa más barata, que te tienen en cuenta lo que consumimos, ni un minuto ni un mega más.

Os recomendamos dos comparadores: GuruTarifas y DoctorSIM. Sólo tienes que entrar, especificar tu consumo y empezar a ahorrar.

Otros factores que nos harán decidirnos por un operador y otro

No sólo hay que tener en cuenta la tarifa más barata. A veces es recomendable pagar unos euros más al mes si nuestra experiencia como consumidores es mejor. Vamos a repasar algunos aspectos que nos harán decidirnos o reafirmarnos en una compañía telefónica distinta.

4G, alta velocidad móvil

En el caso de necesitar 4G, nuestra elección de operador reduce mucho nuestra libertad de elección. De momento sólo ofrecen red 4G los siguientes operadores: Movistar, Vodafone, Orange, Yoigo y Amena. El resto sólo ofrecen hasta 3G, por lo que si lo nuestro es navegar desde el ordenador o ver vídeos, se inclina la balanza hasta alguno de los operadores que de momento ofrecen esta tecnología.

Respeto y atención al cliente

No hay duda de que la mayoría de nosotros estamos hartos de nuestro operador actual. Por una cosa u otra, al final no estamos tan contentos con ellos como deberíamos.

En este caso debemos buscar un operador que trate al cliente como se merece. En este caso, os recomendamos Pepephone o Suop. En el caso de Pepephone es un operador que no duda en devolver dinero a sus clientes si se cae la red durante unas horas y podríamos afirmar que Pepephone es el operador más valorado por sus clientes. Otro caso es el de Suop que escucha directamente a sus usuarios y tiene en cuenta su opinión para crear sus tarifas.

Descuentos adicionales

Seguramente nos decantemos por un OMV por sus buenas tarifas prácticamente inconcebibles hace unos años. Aun así, podemos conseguir precios más baratos. Es el caso de República Móvil, que nos pagará en forma de descuento una comisión por cada amigo al que recomendemos que se pase a éste operador.

Tarifas convergentes

Las tarifas convergentes son aquellas que nos permiten contratar en una única factura teléfono fijo y móvil. En este caso, podemos ahorrar considerablemente todos los meses. Hay tres operadores principales que ofrecen las mejores tarifas de fusión.

Movistar es la mejor en el caso de tener cobertura de FTTH. Por otro lado, es el operador que más cobertura de fibra óptica tiene. Jazztel, aunque también tiene FTTH es mucho más popular en el caso de ADSL + móvil. Por último tenemos a ONO, que ofrece cable (con cobertura bastante limitada en según qué regiones) y teléfono móvil.

Cobertura

En España sólo tienen cobertura propia, es decir, las antenas a las que se conecta el móvil para poder acceder a la red, Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo. El resto de OMV ofrecen cobertura gracias a un acuerdo con uno de estos cuatro operadores.

Aunque todos tienen una cobertura de practicamente el 100% de España, es posible que en ciertas zonas la cobertura de un operador sea mejor que la de otro. En este caso, compare con la cobertura que puedan tener amigos o familiares que tengan otro operador, y pásese a la operadora que mejor le convenga.

Por poner un ejemplo, Tuenti Móvil opera con la cobertura de Movistar. Si en la zona en la que vive la cobertura de Movistar es la mejor, cambiándose a Tuenti tendrá la misma cobertura y calidad de servicio a precios más razonables.

Segundas marcas

Si no te convencen operadores de los que nunca has oído hablar, casi todos los operadores tradicionales operan con segundas marcas. Simyo y Amena pertenecen a Orange, ONO a Vodafone y Tuenti Móvil a Movistar.

No quiero sufrir en la portabilidad

La portabilidad es un proceso que tarda unos días y necesitamos una nueva tarjeta SIM. Si este hecho no le convence para cambiarse o simplemente le da pereza, puede darle una oportunidad a los nuevos operadores cambiándose a Simyo.

Como os decíamos, Simyo es la marca de bajo coste de Orange y podemos cambiar entre estos dos operadores sólo con contratando y manteniendo la tarjeta SIM. Es decir, si ya somos clientes de Orange, contratamos Simyo y en menos de una hora dejaremos de ser de Orange manteniendo la tarjeta SIM que ya teníamos. ¡Sin necesidad de salir de casa!

Conclusión

Ahorrar en estos tiempos es importante y es el mejor momento para cambiar de operador aprovechando la bajada de tarifas de los últimos años. Busque, compare y decídase por el operador o la tarifa que mejor satisfaga sus necesidades. ¿Por qué regalarle dinero todos los meses a tu operador actual?