Meizu Super mCharge o cómo cargar la batería de tu móvil en 20 minutos

Las baterías siempre han supuesto un cuello de botella para cualquier dispositivo eléctrico y los chicos de Meizu lo tienen claro. Hay que solventarlo. Por ello, Meizu ha presentado en el MWC2017 su nueva tecnología de carga de baterías: Meizu Super mCharge, que consigue cargar el 100% de una batería en sólo 20 minutos.

Meizu ha hecho una demostración en tiempo real de su tecnología en el congreso mundial de móviles, alcanzando en la demostración ante la prensa cargar el 85% de una batería de 3.000mAh en sólo 15 minutos. En la demostración bastarían solo 5 minutos más para conseguir la carga completa.

La tecnología de Meizu funciona con un cargador más potente (y también un poco más grande que los cargadores convencionales) que proporciona 55W de potencia con una corriente de 11V y 5A. Por supuesto, hace uso del nuevo conector USB Tipo C.

Meizu Super mCharge y la competencia

Frente a otros sistemas de carga rápida, la tecnología de Meizu sale claramente vencedora. Y es que mientras que Super mCharge consigue operar con una potencia de 55 vatios, Quick Charge 3.0 de Qualcomm sólo alcanza los 18W y VOOC de Oppo se queda en los 20W.

Meizu Super mCharge conector

No sólo en términos de potencia gana Super mCharge. Desde la compañía aseguran que la batería no superaría los 38ºC de temperatura (ya sabéis que las altas temperaturas degradan la calidad de las celdas de una batería), mientras que Quick Charge 3.0 podría llegar a alcanzar los 44º.

En términos de eficiencia energética Meizu también supera al resto de alternativas, con un 98% de eficiencia, mientras que QC 3.0 se queda en el 89% y VOOC en el 95%.

Otro de los aspectos a destacar es la degradación de la batería a lo largo del tiempo, y es que ya sabéis que una de los retos de la carga rápida es mantener controlada la temperatura de la batería para que no se deteriore ni suponga un riesgo de seguridad. En este sentido, Meizu Super mCharge asegura que la batería mantiene el 80% de su capacidad útil tras 800 ciclos de carga completos.


Esta propuesta es una prueba más de la constante mejora que supone la innovación y desarrollo en el sector tecnológico. Y es que las baterías siempre han sido el Talón de Aquiles de los dispositivos portátiles, desde móviles pasando por portátiles y acabando en el gran reto: el coche eléctrico. En cualquier caso, bienvenida sean tecnologías de este tipo que conseguirán poco a poco que no dependamos tanto de las baterías portátiles.

Por cierto, las comparaciones son odiosas. La batería de 2.900mAh del iPhone 7 Plus puede tardar más de 3 horas en cargar. Las de 3.000mAh de Meizu sólo 20 minutos.