Mi iPhone 5 con conector Lightning no carga la batería ¿cómo solucionarlo?

¿Tu iPhone no carga, o lo hace de forma interrumpida o sólo empieza a cargar si mueves un poco el conector? Es un problema muy común que le ocurre a cualquier aparato electrónico y que casi siempre tiene un culpable: la suciedad que se acumula en el hueco del conector.

En el caso del iPhone, concretamente los modelos 5, 5S, 6 y 6 Plus, cuentan con el famoso conector reversible de Apple, también conocido como Lightning. Son muchas sus ventajas, sin embargo, el hecho de ser tan pequeño tiene como consecuencia que el polvo, pequeñas pelusas y suciedad se acumulen en su interior hasta el punto de obstruir por completo los conectores de cobre y por tanto dejen de realizar su función: cargar nuestro iPhone.

Para que el iPhone vuelva a cargar como si fuese nuevo sólo tenemos que limpiar el conector. De hecho, detectaremos fácilmente el problema ya que la suciedad se ve a simple vista. Esto es lo que necesitaremos para limpiar el conector:

  • Menos de cinco minutos de nuestro tiempo.
  • Un palillo, clip... cualquier herramienta que sea bastante fina. Eso sí, es importante que sea de plástico (o cualquier material no conductor) para no provocar un cortocircuito.
  • Un flexo que proporcione suficiente luz para no romper ningún pin.

Ayudándonos de un palillo iremos removiendo poco a poco la suciedad hasta eliminarla completamente. Los conectores de cobre se encuentran pegando a la parte trasera del móvil, es decir, aplicaremos la fuerza principalmente en la parte de arriba para no dañar los pequeños pines de cobre.

Después de limpiar la suciedad incluso podrás ver el fondo y volverás a escuchar un leve clic al enchufar el conector al iPhone. Y con esto es todo, con suerte el problema de que el iPhone no cargase es la suciedad y podemos solucionarlo nosotros mismos en casa.

Otras causas por las que es posible que no cargue el iPhone

  • El transformador está roto: el transformador es el pequeño enchufe que conectamos a la pared. Para comprobar si funciona o no, puedes conectar el cable USB a otro transformador o al puerto USB del ordenador.

  • El cable está roto: también es posible que sea el cable el que esté dañado. Normalmente se suele romper la parte del conector ya que es la más sensible. Si es así, al estar conectado al iPhone notaremos como carga de forma intermitente si retorcemos el cable o lo movemos un poco de posición. Lo ideal es probar con otro cable para asegurarnos.

  • El iPhone está averiado: es posible que el conector o la parte de la electrónica de nuestro iPhone que se encarga de cargarlo se haya estropeado de forma súbita o por otras causas como contacto con líquidos o caídas. Si has descartado la suciedad y el cable, deberías llevar el móvil al servicio técnico de Apple para repararlo.

  • Batería degradada: si la batería de tu iPhone 5 ya tiene muchos ciclos de carga tendrá poca autonomía. Incluso puede llegar a un punto en el que ni si quiera cargue. En este caso necesitarás cambiarla. Sigue estas instrucciones para cambiar la batería del iPhone 5.

En cualquier caso, esperamos que si has llegado a este post porque tu iPhone no carga el motivo sea la sucidad y lo hayas solucionado tú mismo. La realidad es que el diseño del iPhone propicia que se introduzca la suciedad en el hueco del conector cuando lo llevamos boca a bajo en el bolsillo.