Mi viejo móvil sigue funcionando, ¿qué hago con él?

Reconozcámoslo, cambiamos de móvil antes de que el viejo se rompa completamente y bien podríamos seguir usándolo mucho más tiempo. Nos sentimos tentados ante los últimos modelos y al final acabamos cayendo en la tentación. Sin embargo, nuestro viejo móvil sigue teniendo vida y aunque no tenga todas las características que el nuevo o no funcione igual de fluido sigue siendo útil para muchas cosas.

Si tu móvil viejo (o no tan viejo) sigue funcionando no se merece pasar el resto de sus días en el cajón. Al final, pasarán unos años, no valdrá para nada y acabaremos tirándolo a la basura el día que decidamos hacer limpieza en casa. Olvídate de guardarlo en el fondo del cajón y búscale mejores alternativas, para el móvil y para tu bolsillo.

Así pues, si tenemos un móvil que ya no deseamos, lo mejor que podemos hacer con él es venderlo. Alternativas existen muchas: Wallapop, milanuncios.com, segundamano.es, eBay, tiendas de segunda mano... Este tipo de servicios nos permitirán encontrarle un nuevo dueño que le dará un buen uso el tiempo que le quede de vida y nosotros podremos conseguir algo de dinero para pagar parte del móvil nuevo. No está mal ¿no?.

Debemos olvidarnos del pensamiento de que para que lo vamos a vender por cuatro duros, para eso me lo quedo yo. Es respetable, sin embargo sabes que antes o después lo acabarás tirando. Si te da pereza tener que poner un anuncio para venderlo, también existe otra alternativa: vendérselo a empresas de reciclado y reutilización.

Las empresas de reciclado y reutilización se dedican a comprar teléfonos móviles usados que después venderán a otra persona si funcionan, lo venderán por despiece si algunas piezas se pueden aprovechar o bien se encargarán de reciclarlo para recuperar ciertos componentes o metales. En cualquier caso, este tipo de empresas compran nuestro móvil usado sin tener que negociar el precio. Simplemente nos ofrecen un precio por el terminal, y si aceptamos enviarán un mensajero a casa y nos pagarán el precio acordado. Sin esperas ni negociaciones.

Hay que aclarar que en móviles que siguen usando, este tipo de empresas nos pagarán menos por el móvil de lo que vale a precios de mercado. Al fin y al cabo, luego tienen que encontrar un comprador dispuesto a pagar más por el mismo. Por tanto, si lo que quieres es sacarle el máximo dinero posible a tu viejo móvil, este tipo de solución no es para ti. Para hacernos una idea, una empresa de reutilización nos pagará un 30-40% menos del valor real del terminal en el mercado de segunda mano.

Eso sí, buscar una empresa de reutilización tiene ventajas respecto a encontrar un comprador: 1. Nos compran el móvil directamente. No tenemos que perder el tiempo buscando un comprador ni negociar el precio. 2. Los portes del transporte los paga la empresa. Si se lo vendemos a un particular, dentro de la negociación nos podría exigir que el envío corriera de nuestra cuenta. 3. Es mucho más rápido, el precio está cerrado según el modelo y su estado, presencia, si se ha mojado o no... Nos recogen el terminal de un día para otro y en unos días nos pagaran el importe acordado.

Por tanto, buscar un comprador al estilo tradicional o vendérselo a una empresa de reciclaje depende de nosotros y debemos tener en cuenta los pros y los contras de cada tipo de venta. En el primer caso sacrificamos el tiempo de venta mientras que en el segundo sacrificaremos parte del dinero que podemos obtener.

Vender el móvil al mayor precio posible

Si lo que queremos es recuperar el máximo dinero posible por el móvil, lo ideal es venderlo en sitios de subastas online como eBay. Si decides venderlo por internet o en formato subasta es muy importante transmitir confianza a los posibles compradores, detallar bien los posibles desperfectos del móvil y hacerle buenas fotos para que el comprador sepa lo que está comprando. Para ello, puedes seguir estos consejos:

  1. Sé transparente y transmite confianza: procura que el anuncio que publiques sea fiable y que transmita confianza. No cometas faltas de ortografía y publica un texto claro y sencillo de leer y entender. Si el móvil tiene arañazos en la pantalla o alguna caída no intentes esconderlo. El comprador valorará la sinceridad y pujará por tu subasta y no por otra si le convences y eres transparente.
  2. Publica buenas fotos: las buenas fotos harán que tu anuncio gane visitas respecto a otros. No sólo eso, el comprador quiere ver lo que está comprando. Cuánto mejores y más fotos facilites, mejor.
  3. Da facilidades: proporciona al comprador un teléfono de contacto o un email (incluso WhatsApp) para que se pueda poner en contacto contigo. Sé amable con los posibles interesados y se decantarán por tu móvil y no por el de otros vendedores. También da varias alternativas de pago, como PayPal, transferencia bancaria, pago en persona...
  4. Si enseñas el móvil en persona, mejor: Si internet genera desconfianza a la hora de comprar cosas nuevas, imagínate productos de segunda mano. Al ser un móvil usado, el comprador se arriesga a comprar un móvil que no funciona correctamente, con arañazos, caídas o golpes... Así pues, un comprador usará internet para buscar anuncios pero seguramente prefiera cerrar el trato en persona. Si es posible, tienes tiempo y vives en la misma ciudad que el comprador, cerrar el trato en persona es la mejor solución para ti, para el comprador y para conseguir aumentar el precio de venta.
  5. Libera el móvil: un móvil libre podrá usarse con cualquier operador. Ten en cuenta que el comprador no tiene por qué ser del mismo operador con el que compraste el terminal. Si ya tienes el móvil libre perfecto. Sino, aprovecha para liberarlo. Así tendrás más compradores interesados y podrás venderlo más caro, pues las posibilidades de uso son mayores que si estuviese bloqueado.

Muchas tiendas recogen móviles usados y te hacen descuento en el nuevo

Otra opción es comparar precios en diferentes tiendas. Muchas de ellas te recogerán tu antiguo móvil usado si compras uno nuevo ofreciéndote un buen descuento. Incluso si quieres comprarte un iPhone, en cualquier Apple Store tasan tu antiguo móvil y con ese dinero puedes comprarte uno nuevo aunque el móvil entregado sea de otro fabricante.

En cualquier caso, recuerda que tu viejo móvil que ya no quieres puede serle útil a otras personas y al mismo tiempo puedes recuperar parte del dinero que gastaste en él. Si lo guardas en el trastero, con el paso del tiempo dejará de tener valor. No esperes a mañana, el día de vender tu móvil, tablet o cualquier otro gadget es hoy.