Resultados de Yoigo en 2015. Por fin entra en beneficios

Yoigo ha presentado hoy en rueda de prensa los resultados correspondientes al año 2015. Si bien éstos no se podrían calificar de espectaculares, la compañía ha conseguido por primera vez en su historia unos beneficios netos de 2 millones de euros.

Su consejero delegado, Eduardo Taulet, ha anunciado que a pesar de una ligera perdida de clientes, la operadora ha aumentado sus ingresos un 5% respecto al ejercicio anterior, hasta 854 millones de euros, mientras que el ebitda ha aumentado un 12%, situándose en 77 millones.

Este aumento de ingresos, a pesar de la pérdida de clientes – de prepago – se ha debido al aumento de alrededor de 92.000 clientes que Yoigo ha conseguido en la modalidad de postpago. El porcentaje de postpago ha pasado de un 62% en 2014, frente al 67% obtenido en 2015.

Yoigo tipo de contrato en 2015

Recordemos que los clientes de postpago reportan unos ingresos mucho más jugosos a la compañía respecto a los clientes de prepago, ratio que se conoce como ARPU (ingresos medios por usuario). Así pues, el ARPU en postpago se sitúa en 19,61€, mientras que para la modalidad de tarjeta es de sólo 6,46€, tres veces inferior:

Yoigo ARPU 2015

Como vemos Yoigo presume de haber mejorado ratios clave en su negocio. Sin embargo la operadora que llegó para revolucionar el mercado de telefonía móvil español no consigue sorprender. Con dificultad consigue mantener sus clientes y lejos quedan los años que conseguía aumentar sus clientes mes a mes.

Yoigo evolución de clientes años 2014 y 2015 por tipo de contrato

No obstante, la compañía dirigida por Taulet parece tener las cosas claras: centrarse sólo en el móvil. Recordemos que hasta hace poco apostaron por tarifas convergentes de fibra + 4G, productos que no le han reportado crecimiento y ha decidido abandonar a favor del 4G.

Entre los planes de futuro de Yoigo para este año, han anunciado que pretenden llegar al 80% de la población española con 4G. Por otro lado, pujarán en la próxima subasta del espectro de 2,6 y 3,5 GHz a partir del próximo 1 de febrero.

Estas frecuencias de 3,5 GHz, al ser tan altas tienen mala cobertura en interiores, por lo que el operador ¿podría estar pensando en ofrecer banda ancha móvil en hogar?. No sería descabellado, teniendo en cuenta que han abandonado por completo la fibra. Por otro lado, no olvidemos que el 4G deja en ridículo al ADSL (si no fuera porque de momento no existen tarifas planas 4G reales) y podría llegar a competir muy dignamente contra la fibra, al menos sí para uso en el hogar, zonas rurales o barrios sin acceso de FTTH. ¡Se admiten apuestas!

En cualquier caso, Yoigo debería ponerse las pilas y empezar a competir en serio contra los OMVs, que no dejan de ganarle terreno. Desde luego está en posición de dar guerra y es lo que esperamos ver este año.

Fuente: Sala de prensa de Yoigo