Si los productos de Apple te gustan, sus acciones te deberían gustar más

No cabe duda alguna de que Apple levanta pasiones. Colas interminables para comprar un nuevo iPhone o al inaugurar una tienda son buena prueba de ello. No sólo eso, Apple es una marca mundialmente conocida y todos sus productos, ya sea un iPhone, un iPad o un Mac son objetos de deseo entre sus consumidores.

La pasión por Apple va más lejos aun. Un ejemplo claro es el Apple Watch, un reloj que años antes de ser presentado ya tenía muchos fans preparados con sus tarjetas de crédito en la mano dispuestos a comprarlo. ¿Y en que se traduce esto? En una espectacular subida de las acciones de Apple durante los últimos años.

Acciones de Apple desde al año 2000 hasta 2014

Sólo hay que mirar el gráfico de la evolución de las acciones de Apple durante los últimos catorce años. Nada más y nada menos que una revalorización del 2.685%.

Pero ¿qué hay del futuro? De momento, pinta igual de bien que el pasado de la empresa. Un iPhone que cada caño vende más que el anterior y un dispositivo como el Apple Watch que gusta hasta a los no-tecnológicos son hechos que hablan muy bien del presente y del futuro de la compañía.

Así pues, ¿por qué no te planteas invertir dinero en Apple? No te limites a llevar el último modelo del iPhone. Al fin y al cabo, un iPhone se va deteriorando y dentro de unos años no valdrá nada. Sin embargo, mientras Apple siga satisfaciendo las necesidades y demandas de sus clientes, sus acciones seguirán subiendo.

¿Sabías que si en lugar de comprar el iPhone 1G hubieses invertido su importe en acciones de Apple ahora tendrías dinero para comprarte seis iPhones nuevos? Así que ya sabes, si eres fan de la marca, crees en Apple y quieres ahorrar, invertir parte de tu dinero en acciones de Apple es una buena idea.