Consumo mínimo

El consumo mínimo de una tarifa es el importe mínimo mensual que el operador nos facturará por el uso que hagamos de la tarifa de datos y de voz. A diferencia de la cuota mensual, si se sobrepasa el consumo mínimo, éste no se facturará adicionalmente.

Por ejemplo, si una tarifa tiene un consumo mínimo de 6€ al mes y sólo hemos gastado 3€, se nos cobrará una factura de 6€, ya que no hemos llegado al límite. Sin embargo, si gastamos 10€ la factura será de 10€, ya que hemos sobrepasado el consumo mínimo exigido por la tarifa. Ten en cuenta que aunque no uses el teléfono móvil durante un mes, siempre se cobrará el consumo mínimo íntegro si así lo especifica la tarifa que tengamos contratada con el operador.

Ten en cuenta que no todas las tarifas tienen consumo mínimo. Por tanto, sólo deberías contratar este tipo de tarifas si estás seguro que sobrepasarás dicho importe todos los meses. De lo contrario, estarás incurriendo en un gasto que no estarás aprovechando.