Móvil libre

Un teléfono móvil libre es aquel que puede conectarse a la red de cualquier operador, es decir, acepta la tarjeta SIM de cualquier operador del mundo. Un teléfono móvil libre se diferencia de un móvil bloqueado porque éstos últimos, sólo aceptan la SIM del operador que lo vendió. Es decir, un móvil bloqueado podría usarse sólo con el operador que lo comercializó.

Por tanto, las ventajas de tener un móvil libre es clara: libertad para poder usarlo con cualquier operador, tanto de nuestro país como del extranjero. Así pues, podremos cambiar de operador en busca de una tarifa más barata o mejor cobertura; o usar otro operador si viajamos fuera del país.

Existen dos tipos de móviles libres, los conocidos como "libre de fábrica" y los "móviles liberados". En el primer caso, es un móvil adquirido directamente al fabricante en cualquier tienda, mientras que los móviles liberados se han comprado a un operador y posteriormente se les ha desactivado el bloqueo que los anclaba al mismo.

Los móviles libres de fábrica suelen ser más caros ya que nos permiten total libertad de uso. Mientras tanto, los móviles bloqueados suelen ser más baratos porque el operador suele subvencionarlos. El proceso de deshacer el bloqueo de red se conoce como liberación de móviles, un procedimiento que puede realizarse por un código de desbloqueo a partir del IMEI, o con un programa que desbloquea el terminal.