Tarifa plana de datos

En internet móvil, una tarifa plana de datos se refiere realmente a un bono de datos (un bono de megas mensual) en el que una vez superado el límite del bono, podemos seguir navegando pero a una velocidad reducida, normalmente de 32kbps, 64kbps ó 128kbps.

A efectos prácticos, las tarifas planas de internet en el móvil no existen como tal. El hecho de reducir la velocidad a 64kbps hace que la experiencia de navegación sea practicamente insatisfactoria.

Este tipo de tarifas son publicitadas como bonos de megas, en los que una vez superado el límite la velocidad baja pero podemos seguir navegando. Si queremos seguir navegando a velocidades de 3G o 4G, los operadores también ofrecen tarifas que consisten en un bono de megas y si los superamos, se empezará a tarificar por kilobyte, megabyte o en bloques.